¿Qué es el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje cooperativo es un método de aprendizaje basado en el trabajo en equipo de los estudiantes. Incluye diversas y numerosas técnicas en las que los alumnos trabajan conjuntamente para lograr determinados objetivos comunes de los que son responsables todos los miembros del equipo.

Autores como Kagan (1994) o Johnson & Johnson (1991) definen que cooperar significa trabajar juntos para lograr objetivos compartidos y también destacan que dentro de las actividades cooperativas los estudiantes buscan los resultados que son beneficiosos para ellos mismos y para los otros miembros del grupo.

El aprendizaje cooperativo ayudará a tus alumnos puesto que:

  • Desarrollarán habilidades interpersonales y de trabajo en equipo.
  • Desarrollarán habilidades intelectuales de alto nivel.
  • Adquirirán responsabilidad, flexibilidad y autoestima.
  • Se generarán “redes” de apoyo para los alumnos “de riesgo”: alumnos de primeros cursos con dificultades para integrarse se benefician claramente de este modo de trabajar.
  • Conseguirán un mayor entusiasmo y motivación por la tarea
  • Favorecerá un aprendizaje profundo frente al superficial o memorístico.

Características del aprendizaje cooperativo

Los aspectos clave de estas técnicas cooperativas son:

  • Acceder al conocimiento del tema completo no es posible sin que cada alumno explique el tema o la parte del tema que ha preparado (interdependencia positiva).
  • Hay una parte de trabajo individual pero son fundamentales los momentos de puesta en común, de debate y de preparación conjunta (interacción “cara a cara”).
  • Cada alumno es responsable de un tema que tiene que aprender para poder explicárselo a los compañeros (responsabilidad individual).
  • Los alumnos tienen que ser capaces de transmitir información, no solo a sus compañeros de grupo, sino también al resto de la clase. Aparte han de lograr coordinarse y llegar a acuerdos sobre la organización interna del grupo (habilidades sociales).
  • El alumno tendrá feed-back por parte del profesor y por parte de sus compañeros como miembro del grupo y como grupo conjunto lo que facilitará la reflexión y la mejora (evaluación y autoevaluación grupal).

¿Cuáles son las funciones del profesor?

¿Cómo trabajar el Aprendizaje Cooperativo? Propuestas prácticas

Divididos en grupos heterogéneos (grupos base), los alumnos indican en un mapa de España sus ríos, montañas, mares, lagos y ciudades.

Posteriormente se crean grupos de expertos, compuestos por un alumno de cada grupo base, dónde se especializarán en un contenido en concreto, por ejemplo: montañas. Creándose 5 grupos de expertos de cada uno de los contenidos. En estos grupos se profundizará de manera cooperativa sobre el tema, del cual el alumno se convertirá en experto.

Posteriormente los alumnos volverán a sus grupos base, ayudándose mutuamente a aprender los contenidos, cada alumno experto llevará la batuta en su contenido.

Se presenta un tema subdividido en pequeñas tareas. Cada miembro del equipo deberá hacerse responsable de una tarea. La información se pone en común para preparar una exposición en clase.

Por ejemplo: el profesor expone en clase el proceso de la fotosíntesis y sus diferentes fases. Posteriormente el grupo se divide cada una de las fases, encargándose cada alumno de una diferente. Finalmente los grupos exponen todo el proceso de la fotosíntesis.

Equipos heterogéneos se preparan los contenidos que entrarán en el torneo ayudándose entre sí.

Posteriormente se forman  grupos  de  alumnos con iguales capacidades  que van a competir entre sí por ser los primeros en resolver varios ejercicios y así dar puntos a sus equipos.

En próximos post desarrollaremos un ejemplo de estas propuestas prácticas.