En este artículo vamos a hablar del TANV (trastorno de aprendizaje no verbal). Veremos una definición, principales manifestaciones, dificultades que presentan en la escuela y medidas para que como docente puedas dar una buena respuesta educativa a estos alumnos.

¡Vamos a ello!

Las dificultades de aprendizaje han alcanzado mucha “visibilidad” desde hace relativamente poco tiempo. Sin embargo, el TANV nos parece quizá la más desconocida.

💡Consejo: Al tratarse de una dificultad “nueva” es muy  posible que en la oposición nos podamos encontrar con un supuesto en el que tengamos que abordar estrategias con algún alumno que la presente.

Por ello, te aconsejamos que sigas leyendo y tomes nota. 😉

Definición del trastorno de aprendizaje no verbal

El TANV (Trastorno de Aprendizaje No Verbal)  lo constituyen un grupo de trastornos de  aprendizaje, con causas no demasiado claras en la mayoría de los casos. Se considera un síndrome neurológico como resultado de un daño o déficit funcional en las conexiones neuronales del hemisferio derecho, el cual se encarga de integrar la información procedente de las áreas sensoriales y dar una respuesta global. Por tanto, este trastorno engloba déficit primarios en la percepción táctil y visioespacial, en las habilidades de coordinación psicomotora y el procesamiento de la información no verbal (táctil, visual y perceptiva.)

(Rigau-Ratera et al., 2004.)

Como ves, el TANV es un trastorno algo complejo. Por ello, ahora vamos a desgranar las principales manifestaciones según la etapa educativa.

Manifestaciones más habituales de alumnos con TANV

En este punto vamos a recopilar los indicadores principales que nos pueden dar pistas de un alumno con trastorno de aprendizaje no verbal.

Estos alumnos suelen presentar entre los 0-6 años un retraso motor y dificultad en juegos de construcción, puzles y rompecabezas. Sin embargo, poseen un buen desarrollo del lenguaje.

Pueden manifestar:

  • Problemas visoespaciales.
  • Torpeza motora, tanto global como fina.
  • Dificultades en el aprendizaje de la escritura y las matemáticas.
  • Baja competencia social.
  • Desorganización.

Dadas las características de esta etapa pueden manifestar:

  • Problemas visoespaciales y de orientación temporal.
  • Dificultades en asignaturas de ciencias.
  • Aislamiento y baja competencia social.
  • Problemas emociones como ansiedad, depresión, etc.
  • Dificultades de organización y planificación.
  • Escasa actividad motora.

Por otra parte, su lenguaje formal es correcto. Sin embargo, presentan dificultades pragmáticas como verborrea o falta de ajuste al contexto comunicativo.

Estas manifestaciones o indicadores se convierten en repercusiones a nivel escolar y sobre las cuales se deberá intervenir.

Posible confusión con un Alumno TDAH

Cuando se está ante la sospecha de un posible trastorno de aprendizaje no verbal, hay que llevar a cabo una exhaustiva evaluación psicopedagógica y neuropsicología, puesto que en muchos casos puede confundirse en algunas pruebas con alumnos que presentan TDAH.

En muchas ocasiones el diagnóstico diferencial del TAVN con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es muy difícil de establecer, ya que comparten muchas características comunes (bajo rendimiento, problemas cognitivos, respuestas conductuales desadaptativas, dificultades procedimentales).

En cuanto a la prevalencia por razón de género, se ha constatado que es mucho más frecuente en niños que en niñas, especialmente cuando está asociado a TDAH.

Repercusiones escolares de los alumnos con TANV

Como hemos comentado anteriormente el trastorno del aprendizaje no verbal genera una serie de repercusiones en los alumnos que los docentes debemos conocer para poder trabajar sobre ellas.

  • Dificultad en tareas de construcción y orientación espacial.
  • Escasa autonomía personal en tareas de aseo, vestido y alimentación.
  • Dificultad en tareas motoras gruesas y finas (manejo de pinceles, punzón, grafomotricidad,…)
  • Falta de iniciativa y/o aislamiento social.
  • Dificultades en el dibujo y manejo de instrumentos musicales.
  • Disgrafía o escritura muy lenta.
  • Dificultades de aprendizaje en matemáticas. Dificultad para comprender conceptos, realizar estrategias de cálculo mental, aprendizaje de procedimientos y resolución de problemas.
  • Dificultades en la comprensión lectora.
  • Falta de organización en el cuaderno y en problemas en el uso de la agenda.
  • Requieren de supervisión y ayuda.
  • Escasa habilidad para el trabajo cooperativo.
  • Pobres habilidades sociales. Vulnerables a burlas y acoso.
  • Riesgo de problemas emocionales.
  • Dificultad en la interpretación de gráficos, tablas, etc.
  • Mala letra y/o escritura lenta.
  • Bajo rendimiento en materias como matemáticas, física y química, dibujo técnico y tecnología.
  • Dificultad para elaborar resúmenes y sintetizar la información.
  • Falta de organización.
  • Incoherencias en la expresión escrita.
  • Problemas de organización y planificación.
  • Baja competencia social.
  • Alto riesgo de aislamiento, burlas y acoso.
  • Riesgo de problemas emocionales.

Por útlimo, hemos recopilado estrategias metodológicas, actividades y medidas para evaluar a los alumnos con trastorno de aprendizaje no verbal. Esperamos que te sean de utilidad.

Estrategias metodológicas para alumnos con trastorno de aprendizaje no verbal

  • Proporcionar una rutina diaria y un contexto seguro.
  • Tener en cuenta que estos niños/as no aprenden por observación, ni por repetición, por lo que es imprescindible utilizar instrucciones verbales muy precisas, explícitas y descriptivas paso a paso.
  • Contemplar cuando sea necesario la posibilidad de señalizar los diferentes espacios del aula y centro.
  • Utilizar orientaciones temporales de inicio y fin de las actividades.
  • Cuidar su socialización mediante alumnado- tutor en actividades abiertas y poco estructuradas (patio, visitas, salidas, etc.).
  • Facilitar los emparejamientos y agrupamientos con los compañeros con los que tengan mayor afinidad o conozcan mejor, dadas sus dificultades en el establecimiento de relaciones sociales con iguales.
  • Procurar que no se sientan excesivamente presionados en el contexto de aula, puesto que suelen presentar dificultades asociadas a diferentes niveles de afectación en el continuo ansiedad-depresión.
  • Dedicar tiempo extra cuando inician una tarea nueva debido a la necesidad de explicar, practicar y planificar paso a paso.
  • Anticipar estructuras, esquemas básicos, mapas mentales, etc., con los nuevos contenidos trabajados en las áreas.
  • Reducir la carga de actividades de escritura y su complejidad, por ejemplo eliminando la copia innecesaria de enunciados.
  • Adaptar las tareas motoras y manipulativas en las áreas de Educación Física, Educación Plástica y Visual, Música y Tecnología.
  • Utilizar cuadernos con pautas ajustadas que faciliten tanto la escritura como la organización viso-espacial como por ejemplo, usar el recuadro grane en Matemáticas y la línea horizontal en escritura.
  • Dar pistas verbales para resolver tareas por pasos, utilizando sus habilidades verbales para compensar sus áreas más débiles.
  • En situaciones de aprendizaje cooperativo, favorecer que se ocupe de la exposición oral y no del redactado.
  • Utilizar papel pautado para mejorar la organización del espacio gráfico.

Actividades para alumnos TANV

  • Realizar entrenamientos para utilizar autoinstrucciones verbales.
  • Realizar actividades de memoria y reconocimiento de caras.
  • Introducir actividades para trabajar la orientación espacial que les ayuden a ganar autonomía en sus desplazamientos habituales.
  • Introducir actividades para practicar las secuencias de acciones/ movimientos necesarios para acciones de la vida diaria en las que puedan presentar dificultad motora o en coordinación de movimientos.
  • Ejercicios de estimulación de la comunicación no verbal (tono de voz, gestos y expresiones faciales) para comprender los datos de contexto (palabras, gestos y expresiones) y mejorar sus habilidades sociales no verbales.
  • Trabajar la expresión corporal y facial y su comprensión de la expresión del otro.
  • Utilizar cómics, viñetas y narraciones mediante dibujos secuenciados para mejorar su conciencia temporal y procesual.

Estrategias para una correcta evaluación de los alumnos TANV

  • Evitar darle información sólo a nivel visual, completándola siempre con información verbal explícita y directa, animando al niño o niña a que dé feedback oral, para asegurarnos que lo ha entendido correctamente.
  • En la realización de pruebas y trabajos escritos, dar menos información por hoja, para que no se sienta abrumado por la cantidad de información colocada en un espacio pequeño.
  • En las pruebas escritas, formular las preguntas de manera clara y concisa.
  • Proporcionar ayudas en la organización del tiempo al realizar ejercicios de evaluación.
  • Hacer práctica específica con el alumnado para poder elegir el tipo de instrumento de evaluación en el que mejor rinde según sus características, para que la calificación no esté condicionada por sus dificultades de expresión oral y escrita.

Crespo, N. y Narbona, J (2009) Trastorno de aprendizaje procedimiental: características neuropsicológicas. Revista de Neurología, nº 49 (8) 409-416

González, D. (2016). TANV. Trastorno de Aprendizaje No Verbal. EOS.

Jarque García, J.(2012) El trastorno de aprendizaje no verbal: Implicaciones Educativas.

Para más información puedes consultar la asociación española de este trastorno https://www.tanv.es/