Ejemplo de Temario de Lengua Castellana y Literatura para las oposiciones de secundaria. Te enseñamos cómo desarrollarlo.

El desarrollo del tema es un ejercicio de la primera prueba de la oposición. Por ello, has de tener su contenido claro, además saber conectarlo con la legislación es fundamental para superar esta fase.

Vamos a resumir a modo de ejemplo el tema 35 del temario de Lengua Castellana y Literatura, siguiendo nuestra estructura.

El tema se titula: “Didáctica de la literatura. La educación literaria”.

Recuerda que este es el primero de 4 artículos que estamos subiendo a nuestro blog cada semana:

Pincha en el botón para ver los artículos

Ver Supuesto Práctico de Lengua Castellana y Literatura
Ver Programación Didáctica de Lengua Castellana y Literatura
Ver Preguntas Tribunales de Lengua Castellana y Literatura
mejora-competetidores-oposiciones-preparacion

Prepárate en Grupo Pedro Nicolás.

Oposiciones Secundaria 2020

Introducción

A modo de introducción, en este tema de muestra de Lengua y Literatura, señala el estado actual de la literatura. El gusto por lo literario se ha perdido en las nuevas generaciones, y esta situación nos debe alarmar.

Señala que en el desarrollo de este tema del temario de Lengua y Literatura para las oposiciones harás hincapié en la importancia de la formación literaria a lo largo de la historia, desde el mundo clásico hasta nuestros días.

Relacionándolo con la normativa, destaca que este tema queda enmarcado en el desarrollo del bloque de contenido 4, Educación literaria. Este bloque responde a la necesidad de hacer de los alumnos lectores cultos y competentes, así como seres sensibles y críticos que valoren la literatura como fuente de creación y tolerancia, tal como indica la normativa:

  • Decreto 220 de 3 de septiembre de 2015 de ESO
  • Decreto 221 de 3 de septiembre de 2015 de Bachillerato
  • Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato.

Educación y Literatura

Comienza este apartado describiendo la batalla sostenida por los humanistas del Renacimiento contra un pequeño ejército de gramáticos y analistas del lenguaje, más o menos abstractos, teóricos o especulativos.

En la raíz de esta controversia –antigua y moderna- se encuentra la fuerte convicción, en el bando de los humanistas, de lo nefasto de una enseñanza lingüística no fundamentalmente centrada en la corrección gramatical, los buenos usos literarios y las conexiones íntimas del lenguaje con múltiples facetas de la vida, tal y como ejemplifica la teoría y la obra de los autores más valiosos, que como sabemos, para los humanistas del Renacimiento eran los clásicos grecolatinos.

En este tema de ejemplo de Lengua y Literatura te recomendamos que te apoyes en autores que hablan de ello, tales como: Francisco Rico, Lázaro Carreter o Guillermo Díaz Plaja.

A continuación trata de describir las etapas de esta línea cultural y su vinculación con el estudio de la literatura a través del cambiante paisaje de la historia europea, hasta llegar a nuestro tiempo.

La educación clásica

Comienza destacando que los fundamentos de la cultura europea se encuentran en la educación griega, orientada ya en las siete “artes liberales”.

En palabras de autores como Bullock, este sistema “proveía una técnica de enseñanza y discusión en un mundo sin libros, basado en el dominio y la maestría verbal, la precisión intelectual y la habilidad dialéctica.

El humanismo renacentista

Posteriormente la concepción humanista de Quintiliano es posiblemente la más seguida por los filólogos de los siglos XV y XVI, en su intento de restaurar el saber superior de los clásicos secularmente perdido durante una oscura edad intermedia.

Haz referencia a que esta corriente defiende el conocimiento gramatical de la lengua es el paso previo indispensable no sólo para la formación del individuo, sino para el desarrollo del conocimiento civilizador que distingue al ser humano de las bestias.

Humanismo y cientificismo

A continuación, y de manera simultánea a los esfuerzos de los humanistas, el progresivo desarrollo de un método de conocimiento de corte científico, positivo y experimental, acabará por afectar hondamente el curso de la educación en Europa.

Destaca que a consecuencia, en el siglo XVIII, el pragmatismo filosófico de la Ilustración privilegia el desarrollo de las lenguas vernáculas como vehículo del saber, así como el estudio de las lenguas extranjeras modernas, esta vez desde la clara conciencia de la neta inferioridad científica de los clásicos.

Menciona por último que el cientificismo, como método sustancialmente ajeno al ideal lingüístico y literario de los renacentistas, adquiere en esta época una preeminencia en la estructura del saber y la educación cuya herencia pervive visiblemente en nuestros días.

La enseñanza de la literatura

Trata a continuación tres aspectos de la didáctica de la literatura: en primer lugar, su utilidad y posibles funciones en el currículo; después, un método concreto de gran tradición y aceptación generalizada, como es el comentario de texto; por último, se abordarán algunos de los problemas prácticos de la educación literaria en el período actual.

Utilidad de la enseñanza de la literatura

Señala en este primer apartado que la literatura, tan ligada al concepto de lenguaje, es una creación propia del ser humano, un arte cuya materia prima es la lengua elevada a la categoría artística.

Es muy importante, pues, que pensemos cómo se debe enfocar la enseñanza de la literatura. Puede ser interesante que menciones aquí algunas de las opiniones de cualificados autores como:

  • Dámaso Alonso piensa que la enseñanza de la literatura no se debe efectuar con “una retahíla de nombres y fechas, sino principalmente por la lectura y comentario de las obras maestras, en ediciones acomodadas a los distintos niveles”.
  • Para Alarcos Llorach los objetivos del profesor de literatura son muy precisos: “despertar la afición literaria y contagiar al alumno la sensibilidad estética”.

Métodos para el estudio de la obra literaria. El comentario de texto

Nombra aquí los métodos para el estudio de la obra literaria a través de la historia.

Tradicionalmente, la investigación histórico-literaria aboga por un estudio metódico de la literatura, y su meta es el conocimiento de los textos literarios, sus relaciones con la tradición, su agrupamiento en géneros, movimientos o escuelas… Es preciso conocer la bibliografía, datos de composición y publicación y las modificaciones que las obras puedan haber sufrido.

A partir del siglo XIX parte de la crítica pretendía estudiar la obra literaria como producto de la forma de ser de su autor, y esta corriente adquiere carácter científico cuando en nuestro siglo toman auge los métodos psicoanalíticos, basados en las teorías freudianas acerca del subconsciente.

En nuestra opinión, a la hora de plantear el estudio de la literatura a nuestros alumnos, debemos unir los caracteres y cualidades del historiador y del crítico.

Pasa a continuación al estudio del comentario de texto.

En las últimas décadas, el método didáctico de la explicación o comentario de texto parece haberse impuesto como instrumento muy adecuado para el acercamiento a la literatura y la adquisición de hábitos literarios.

Destaca que según algunos autores como Lázaro Carreter,  el comentario debe seguir los siguientes pasos:

  • Introducción.
  • Tema
  • Estructura
  • Análisis.
  • Contexto y conclusiones.

La enseñanza de la literatura hoy

Para desarrollar la enseñanza de la literatura hoy, es preciso recordar los objetivos del área de Lengua Castellana y Literatura en el Bachillerato. Algunos de estos objetivos son:

  • Expresarse oralmente y por escrito mediante discursos coherentes, correctos, creativos y adecuados a las diversas situaciones de comunicación y a las diferentes finalidades comunicativas.
  • Interpretar discursos orales y escritos procedentes de diversos ámbitos, atendiendo a las peculiaridades comunicativas de cada uno de ellos.
  • Utilizar y valorar el lenguaje oral y escrito como medio eficaz para la comunicación interpersonal, para la adquisición de nuevos aprendizajes, para la comprensión y análisis de la realidad y para la organización racional de la acción.

Conclusión

A modo de conclusión en este tema del temario de Lengua Castellana y Literatura para las oposiciones, puedes destacar que es prácticamente impensable alcanzar los objetivos del Bachillerato sin una madurez lingüística suficiente. El camino hacia los objetivos del Bachillerato pasa por los objetivos de la Lengua Castellana y Literatura.

Finaliza destacando que: la imaginación, creatividad y recursos, el amor a su trabajo y a los alumnos, hacen del profesor la piedra de toque de todo el proceso educativo. La comprensión, serenidad y categoría humana del profesor van a hacer la enseñanza útil o inútil, espléndida o estéril.

Y relacionándolo con la normativa, cierra el tema señalando que la Lengua Castellana y Literatura tanto en la ESO como en Bachillerato, favorece el desarrollo o adquisición de las siguientes competencias: lingüística, digital, aprender a aprender, competencias sociales y cívicas y conciencia y expresiones culturales según indica los Decretos 220 y 221 de los currículos de ESO y Bachillerato respectivamente de 3 de septiembre de 2015 de la CARM y el Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato.