Como sabemos, la sociedad está en continuo cambio y evolución. Actualmente, consideramos que existe un elevado contacto con la tecnología por parte de adultos y, sobre todo, de niños..

Vamos creando, sin darnos cuenta, una necesidad de utilizar estos medios para dar solución a momentos clave del día e incluso para cubrir y acompañar a nuestros hijos a lo largo de sus hábitos diarios.  Por ejemplo: para las comidas “vídeos”, para entretenerse “vídeos”, para ir a la ducha “vídeos”, para reforzar su aprendizaje “vídeos”…

Estos medios pueden ser un complemento puntual, No obstante, estamos dejando a un lado la socialización, la interacción con otras personas, e incluso el vínculo familiar y su importancia para un sano desarrollo a nivel emocional, psicológico y social de los niños y niñas.

En las primeras etapas evolutivas del bebé, la mayor parte del desarrollo se realiza a través de la imitación, la manipulación y el juego. Por ello, debemos darle la importancia que se merece y ofrecerle a nuestros hijos los instrumentos y las herramientas que permitan ese desarrollo.

¿De qué estamos hablando?…

Si nos paramos a pensar, antes de nacer, cuando nos encontramos en la barriguita de nuestra mamá, estamos rodeados de sonidos, de estímulos sonoros y cantos que buscan nuestra calma (como bebés en período de gestación).

Una vez que nacemos, continuamos recibiendo cantos y “mimos sonoros” a través de los cuales, nuestra venida al mundo es más placentera.

En la actualidad, cada vez más, recibimos estos estímulos sonoros en móviles, tablets u otros artilugios que nos ofrecen este sostén musical.

Está genial tener multitud de posibilidades y mecanismos para nutrir el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos, pero…, ¿por qué dejamos de cantar cuando comienzan a cumplir más semanas, meses o años?

La música nos ha acompañado y acompaña desde siempre en todos los escenarios de nuestra vida, adquiriendo un gran valor para nosotros. La música es capaz de despertar en nosotros todo tipo de emociones y se puede convertir en una herramienta para que nuestros hijos aprendan a identificar y gestionar todas esas emociones.

Toda esta descripción de la importancia de la música en nuestras vidas, dan valor a una disciplina terapéutica llamada MUSICOTERAPIA.

¿Qué es es la Musicoterapia?

A la hora de definir el término Musicoterapia surgen innumerables palabras llenas de vida, cuidado, protección, libertad, acompañamiento, emoción, sentimientos.., y todo ello, acompañado de la música, y gracias a sus cualidades sonoras, dirigidas por la figura de un musicoterapeuta, que crean el escenario ideal para llevar a cabo una intervención terapéutica, donde la fusión de lo que ocurre dentro de la sesión traspasa las barreras del lenguaje verbal, de lo imposible, para abrir paso a un universo sonoro de capacidades, creatividad y bienestar.

Según la WFMT (Federación Mundial de Musicoterapia), la musicoterapia es el uso profesional de la música y sus elementos como una intervención en los ambientes médicos, educativos y cotidianos con individuos, grupos, familias o comunidades que buscan optimizar su calidad de vida y mejorar su salud física, social, comunicativa, emocional, intelectual y espiritual. La investigación, la práctica, la educación y la instrucción clínica en musicoterapia están basados en estándares profesionales según los contextos culturales, sociales y políticos.

¿Quiéres que tu bebé sea participe de está experiencia y conocer más sobre la Musicoterapia?

Grupo Pedro Nicolás te acerca el taller «Danza en pañales» de forma gratuita para tus hijos e hijas de la mano de Vientos Sonoros.

El Proyecto “Danza en Pañales”, creado y desarrollado por Vientos Sonoros, consiste en acercar la música y sus cualidades sonoras a bebés de 0 a 2 años. Los bebés, acompañados por padres o familiares, junto con los musicoterapéutas, realizarán actividades musicales y creativas, como por ejemplo: crear nuestras propias canciones, cantar, bailar, tocar instrumentos, experimentación a través de juegos musicales con estímulos sonoros, colores, movimiento, etc.

Además de estas vivencias músico-creativas y terapéuticas, abriremos un espacio de relajación, donde aprenderemos a instalarla en nuestra vida cotidiana.

De esta manera, fomentamos la salud y el bienestar desde los primeros días de vida, dentro del vínculo familiar, garantizando un desarrollo evolutivo del bebé, más sano y repleto de creatividad y habilidades sociales.

Conoce más sobre este taller gratuito

Gracias a Vientos Sonoros por la elaboración de este post y la colaboración con nuestros talleres gratuitos.

vientos sonoros logo

Visita su web y conoce más de Vientos sonoros