Los gestos forman una parte muy importante de la exposición oral de la programación didáctica y conviene cuidarlos. Aquí te dejamos 5 claves para mejorar tu lenguaje corporal a la hora de hablar en público. 

El lenguaje corporal es el mensaje que transmiten nuestros gestos y nuestro cuerpo. Aunque parezca algo poco importante, nuestros gestos transmiten emociones de manera inconsciente. De ahí la importancia de cuidar la exposición oral de la programación didáctica y las unidades.

Con el lenguaje verbal transmitimos información mientras que el lenguaje corporal se utiliza para transmitir estados y actitudes. El lenguaje corporal pueden ser los gestos  con los brazos, la expresión de nuestros ojos, como nos movemos, etc… Aún siendo complicado, en situaciones de mucha tensión, es posible controlar el lenguaje corporal en una exposición oral.

¿Por qué es tan importante el Lenguaje Corporal?

En la oposición, con el lenguaje corporal, en el momento de la exposición de la programación didáctica y la unidad, no solo comunicamos nuestra actitud como orador sino que también transmitimos emociones como: nervios, timidez, dudas, seguridad, confianza, dominio del tema, entusiasmo, etc.

Nuestro cuerpo es muy expresivo a la hora de comunicarse por lo que el movimiento de las manos, la expresión del rostro, el caminar, la postura, la mirada, etc…, todo es captado rápidamente por el tribunal y transmiten tanto o incluso más que las palabras.

Se puede dar el caso de que queremos transmitir una idea pero nuestro lenguaje corporal lo hace poco creíble o transmite poca seguridad. Por ejemplo, si hablamos de los objetivos concretos de una actividad y nuestra mirada va al suelo o no miramos a los ojos de los integrantes del tribunal, podemos restar firmeza a nuestras palabras, y transmitir que no estamos totalmente confiados en que dicha actividad esté conectada con esos objetivos. Nuestro mensaje dejará de transmitir toda la confianza que debería, ¿verdad?.

Para aumentar la seguridad en nosotros mismo en cuanto a la exposición oral, el mejor método para corregir nuestro lenguaje corporal es practicar delante del espejo o grabarnos realizando la exposición, así te darás cuenta de tics nerviosos, malos movimientos de las manos, mala postura, etc…, que puedas tener a la hora de subirte a un estrado.  Lo importante es saber la gran importancia que tiene el lenguaje corporal en la oratoria y tratar de corregir cualquier problema para utilizarlo a nuestro favor, facilitando la conexión con el público y reforzando nuestra imagen. Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

Prepara y escenifica tu exposición oral en numerosas ocasiones antes del día del examen, para tener las ideas muy claras y aumentar tu confianza. Sin embargo, no te recomendamos llevarla preparada de memoria, esto restará naturalidad a la exposición y puede restar expresividad a tu intervención.

5 Claves para Mejorar tu Lenguaje Corporal

Sabemos que no es fácil corregir ciertos «tics» del lenguaje corporal, pero estamos convencidos de que trabajando sobre estos aspectos, tu seguridad y expresividad en la exposición oral aumente considerablemente, repercutiendo de forma positiva en tu nota final en este apartado de la oposición docente. Aquí van 5 recomendaciones clave:

  1. Siempre debes subir al estrado con seguridad y convencido que lo que vamos a exponer a continuación es de calidad.  Los movimientos deben ser fluidos y a una velocidad controlada, una velocidad excesivamente rápida transmitirá inseguridad e intranquilidad al tribunal.
  2. Si es posible, no debes quedarte estático durante la intervención, lo mejor es moverse, caminar en el estrado, lo que va a ayudar mucho a relajarnos y además transmitirá cercanía a los componentes del tribunal.
  3. Hay que demostrar siempre serenidad, confianza en sí mismo, para ello, evita gestos o muecas repetitivas que resten atención al contenido de tus palabras.
  4. El movimiento de las manos siempre debe ir en consonancia con lo que se dice, dando énfasis a los aspectos más importantes de lo que quieras comunicar. Además, para establecer una comunicación con el público es fundamental el contacto visual, la mirada debe ir dirigida al frente pero sin fijarla demasiado tiempo seguido en ninguno de los componentes del tribunal, lo ideal que vayas haciendo un recorrido mirando a los ojos de todos los integrantes del tribunal.
  5. Una buena estrategia para denotar seguridad y autoridad es parar un momento para quedarse de pie en el centro del estrado, con unos segundos previos antes de comenzar nuestra intervención bastará. Esto aumentará la expectación en el tribunal, y cuando comencemos nuestra intervención confiados, el interés por nuestra exposición aumentará considerablemente.

En Grupo Pedro Nicolás realizamos una preparación completa, realizando simulacros de examen con exposiciones orales. Cualquier pequeño detalle puede ser clave a la hora de competir por una plaza. Comienza tu preparación hoy.

INFO PREPARACIÓN

No olvides seguir nuestra página en facebook para no perderte las últimas novedades y consejos sobre la preparación de las oposiciones docentes (pincha aquí).