Aquí tienes las funciones del tutor o tutora

Como ya mencionamos en el ejemplo de Supuesto Práctico de Educación Primaria que escribimos hace unas semanas, la acción tutorial, llevada cabo por el tutor o tutora, es fundamental, y orientará tanto el proceso educativo individual como colectivo de los alumnos.

En la Educación Primaria cada grupo de alumnos tendrá un maestro tutor. Los tutores y las tutoras son aquellos docentes que se encargan de cada uno de los niveles educativos ofrecidos en los centros escolares, por designación directa del director y bajo la coordinación del jefe de estudios.

Dentro del aula tienen una función orientadora que no se puede separar de su tarea como docente. Son, sin lugar a dudas, un soporte fundamental para vertebrar los objetivos de la escuela en el aula y funcionan como un eje de conexión entre el equipo directivo, los alumnos y las familias.

Según el Decreto nº 198/2014, de 5 de septiembre, por el que se establece el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, las funciones del tutor son las siguientes:

Relación permanente con los padres

En primer lugar, el tutor mantendrá una relación permanente con los padres, madres o tutores legales, para facilitar el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 4.1.d) y g) de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, facilitando orientaciones y pautas de actuación que contribuyan a la maduración personal del alumno, así como a la mejora del éxito académico de éste.

Orientación en el proceso de aprendizaje

Otra de las funciones del tutor es incidir especialmente en la orientación del proceso de aprendizaje de sus alumnos, en la detección precoz de las dificultades de aprendizaje y el apoyo en su proceso educativo, ofreciendo respuestas educativas acordes a sus necesidades, para lo cual podrá recabar el asesoramiento y colaboración del orientador correspondiente al centro.

A parte de contar con las responsabilidades que le son propias como docente, también tiene las del desarrollo personal y social de sus alumnos.

¿Qué habilidades debe tener el tutor?

Existen distintos estudios (Perrenoud, 2004; Cano 2006) sobre las cualidades y competencias docentes, y específicamente de los tutores. En base a ellos, podemos decir que, en términos generales, cualquier persona que se dedique a la orientación debiera tener una serie de competencias básicas:

  1. Capacidad de trabajo en equipo y de coordinación.
  2. Capacidad de relación (empatía, madurez, sociabilidad, responsabilidad).
  3. Habilidades comunicativas.
  4. Capacidad de detección y resolución de problemas – conflictos.
  5. Habilidad en el uso de las TIC. 6. Capacidad de selección y aplicación de recursos y estrategias de orientación.

En resumen:

Para llevar a cabo su labor con éxito los tutores y las tutoras deben tener una serie de habilidades, las cuales serán decisivas para llevar a cabo su tarea, algunas de ellas son:

  • Un tutor o una tutora tiene que ser equilibrado, madura y comprensivo, además de tener fuertemente desarrollada su capacidad de escuchar y comprender.
  • Ligada a estas últimas habilidades encontramos la empatía, la profesionalidad y la fuerza de la motivación.
  • Los alumnos deberán encontrar en su tutor la coherencia y la capacidad de liderazgo que les guíe en un proceso de aprendizaje satisfactorio.

Todas estas habilidades harán que el tiempo de tutoría sea un espacio para aprender a convivir y para fomentar la adquisición de valores que resultan imprescindibles para que los alumnos crezcan y se desarrollen como individuos dentro y fuera del aula.

Pincha aquí para ver más detalles sobre los cursos de preparación de oposiciones de maestros