Se acerca la fecha del examen para las oposiciones de educación y la ansiedad y los nervios ante los exámenes pueden producirte un bloqueo que te impida sacar el máximo rendimiento a todo el esfuerzo de estos meses de preparación, cosa que debes evitar a toda costa.

Por ello, te dejamos información sobre la ansiedad, manifestaciones para reconocerla y estrategias para controlarla.

La ansiedad es una emoción natural que resulta muy adaptativa, pues nos pone en alerta ante una posible amenaza. Cuando la ansiedad se manifiesta en niveles moderados facilita el rendimiento e incrementa la motivación; sin embargo, a veces se vive como una experiencia desagradable, especialmente cuando alcanza una elevada intensidad. Además, esta reacción, cuando es muy intensa, puede provocar una pérdida de control sobre nuestra conducta normal.

La ansiedad ante los exámenes es una reacción de tipo emocional de carácter negativo que se genera ante la expectativa creada por la inminencia o presencia de un examen y que muchos estudiantes perciben como una amenaza para la persona.

Te mostramos, clasificadas, las posibles manifestaciones de la ansiedad.

FISIOLÓGICAS

Respiración agitada o entrecortada

Sudoración

Sequedad de boca

Opresión en el pecho

Nauseas y dolor de estómago

CONDUCTUALES

Quedarse paralizado

Falta de apetito o comer en exceso

Hablar rápido y/o tartamudear

Risa nerviosa

Manipular objetos

COGNITIVAS

Preocupación extrema

Inseguridad

Dificultad para pensar, estudiar, o concentrarse.

Sentimiento de inferioridad

Aprensión

En el momento que percibas alguno o varios de estos síntomas te recomendamos llevar a cabo alguna de estas técnicas o la combinación de ellas.

Autoinstrucciones

Técnica diseñada por Meichenbaum en 1969.

Las autoverbalizaciones se llevan a cabo en tres etapas con autoinstrucciones específicas:

  • He de hacer el examen.
  • Lo voy a hacer bien.
  • Lo tengo preparado.
  • He estudiado mucho.
  • Si algo se me olvida voy a relajarme.
  • Estoy seguro de que voy a hacerlo bien.
  • Sé relajarme.
  • He de felicitarme cuando he realizado bien el examen.
  • Ha salido mucho mejor de lo que esperaba.

Respiraciones

Con una mano en el pecho y otra en el estómago, expiramos profundamente notando como se hunde la mano situada sobre el estómago. Seguidamente inspiramos profundamente por la nariz durante 4 segundos notando como se infla el diafragma (no el pecho) para luego expirar suavemente de nuevo durante 4 segundos.

Ponte como objetivo realizar entre 6 y 10 respiraciones por minuto durante 10 minutos.

Esta técnica te ayudará a disminuir la presión cardíaca y sanguínea facilitándote la relajación.

Puedes asociar esta técnica junto a las autoinstrucciones para lograr una mayor efectividad.

OTROS CONSEJOS

Por último, otros aspectos que has de cuidar y tener en cuenta para controlar la ansiedad son:

  • Realizar ejercicio físico, ya que ayuda a segregar endorfinas y liberar tensiones.
  • Llevar una alimentación sana. Comer frutos secos entre horas ayuda a concentrarse ya que contienen azúcares de liberación lenta.
  • Control de los estimulantes como la cafeína, puesto que provocan un estado de «nerviosismo y confusión» por el cual nos vemos activados pero no por ello capacitados a retener ideas y conceptos.
  • Dormir entre 7 u 8 horas todas las noches, ya que estar descansado nos facilita lograr la concentración y un estado de ánimo positivo.

Ahora que ya sabes cómo controlar tu ansiedad, sólo queda el «último apretón» antes del examen.

¡Ánimo y a por todas!