El apartado de listening en los exámenes de inglés es, junto con el speaking, una de las partes que más dificultad suele suponer para los alumnos. Sigue leyendo, hoy vamos a hablar de 5 consejos para mejorar el Listening en Inglés.

1. Ver series o películas en inglés.

Ver series o películas en versión original es una de las mejores formas de mejorar en este apartado, sin embargo debemos recordar que nuestro objetivo es incrementar nuestra comprensión auditiva, y no simplemente divertirnos mirando la televisión. Por ello, es aconsejable permanecer concentrados en el audio y no estar constantemente pendientes de la traducción. En las primeras etapas de aprendizaje es aconsejable elegir capítulos de series que no duren más de 30 minutos, ya que en periodos más largos nuestra concentración irá disminuyendo.  Una buena opción es ver el capítulos sentados y con una hoja delante, para poder apuntar las 10 o 15 palabras o expresiones nuevas que más nos llamen la atención, para posteriormente añadirlas a nuestro vocabulario.

2. Escuchar fragmentos cortos de audios o canciones

Escuchar canciones o audios cortos también es una buena opción. Como en el punto anterior, en las primeras etapas, es mejor elegir fragmentos cortos (de 5 o 10 minutos). A medida que vayamos entendiendo más, podremos elegir grabaciones cada vez más largas. Una buena recomendación es escuchar nuestras canciones preferidas con la letra delante, así podremos identificar perfectamente la pronunciación de cada una de las palabras.

3. Exponerse a distintos acentos

Otro punto esencial en niveles más avanzados, es exponerse a la mayor cantidad de acentos posibles. Para ello, debemos ir más allá de los libros de inglés (que suelen enseñar sólo el acento inglés o estadounidense, aunque algunos ya lo están cambiando cambiando), y explorar las audiotecas en Internet. Una buena opción es escuchar canciones de artistas de otros países que obviamente canten en inglés.

4. Asistir a eventos de intercambio lingüístico

Esta opción es muy recomendable en etapas en las que nuestro nivel de inglés hablado sea medio. La dificultad es que requiere conocer a personas nativas con las que podamos practicar el idioma. Afortunadamente, cada vez existen más iniciativas que reúnen a gente de diversas nacionalidades a charlar y pasar un buen rato.

5. Práctica y constancia

Como casi todo, la constancia y el trabajo duro son fundamentales para conseguir nuestros objetivos, por lo que para mejorar, además de un buen preparador que nos haga más fácil el camino para incrementar nuestro nivel de comprensión, tendremos que dedicar tiempo y esfuerzo para mejorar esta habilidad. Seguro que puedes hacerlo.

Desde GPN Idiomas ya estamos formando nuevos grupos para la preparación intensiva de los exámenes de B1 y B2. Consigue tu título en tan solo 4 meses.

MAS INFORMACIÓN