Prepararse una oposición es un trabajo muy duro y, a veces, psicológicamente agotador, provocándonos ansiedad. En esta noticia del periódico El País nos dejan algunas claves, que te resumimos, para sobrevivir mentalmente a unas oposiciones:

NO TE AÍSLES. Has de mantener tus relaciones sociales, ya que son un elemento clave para generar emociones positivas y fomentar la autoestima. Dedica, al menos, un día a relacionarte con personas que no sean opositores. Te ayudará a mejorar tu estado anímico y tu rendimiento.

FIJA UN HORARIO PARA LAS GRATIFICACIONES. Tu mente necesita recompensas a corto plazo para asimilar tantas horas de estudio y sacrificio. Practica, al menos, 30 minutos de deporte diario, ya que mejorará tu estado de ánimo y te ayuda a reducir el estrés.

ASUME QUE TODO LO QUE APRENDES TIENDE A OLVIDARSE. Sabemos que puede ser frustrante como, tras pasar un día estudiando, lo olvidamos casi todo al día siguiente. Es necesario planificar bien los tiempos para repasar y no limitarse a releer lo estudiado. Has de simular el tipo de examen al que te enfrentarás, ya que evocar lo aprendido es una gran estrategia para memorizar.

AYUDA PROFESIONAL. El estrés y la ansiedad no son grandes compañeros ni para el estudio ni para la salud. Por lo tanto, es posible que en algunos casos no sea mala idea valorar la opción de abandonar la oposición. No obstante, ante una opción tan drástica, es recomendable solicitar ayuda de un profesional que nos ayude a entender por qué sentimos ansiedad y estrés, y nos ofrezca estrategias que mejoren nuestro hábito de estudio y nos aporten energías para lograr nuestras metas.

Fuente: El País